Las novelas río están de moda, ¿pero sabes realmente lo que son? ¿De dónde viene la expresión “novela río”? ¿Qué características tienen? ¿Cuáles son las novelas río más célebres? En la entrada de hoy me dedicaré a despejar todas las dudas sobre este fantástico modelo narrativo paso a paso. Además, si estás interesado en abordar este estilo, te daré unas directrices para que puedas escribir tus propias novelas río.

El origen de la expresión.

¿De dónde viene la expresión: novela río? Procede de una palabra compuesta: “roman-fleuve”. Es una expresión literaria en francés que se utiliza para definir cierta estructuración narrativa. En castellano se ha realizado un calco léxico literal de dicha expresión, cuyo resultado es novela río. ¿Pero qué tiene que ver un río con la literatura? Se denomina así por la característica principal de este tipo de novelas: pequeñas historias independientes, como ríos, que forman parte de una misma historia y que finalmente confluyen en un mismo mar.

¿Qué es una novela río?

Una novela río es un modelo de narración que se caracteriza por mantener varias tramas simultáneamente dentro de una misma historia, además de contar con un extenso elenco de personajes. Generalmente se utiliza para sagas de varios volúmenes, pudiendo tener cada libro un planteamiento narrativo distinto, pero conservando una conexión argumental con el resto de novelas. Aunque esto no es un rasgo definitorio, una novela río puede estar compuesta por un sólo volumen y ser tan válida como cualquier otro modelo.

La historia es narrada en varios apartados, desde el punto de vista de distintos personajes pero en un mismo marco argumental. Es decir, existe una historia general, donde todos los personajes están inmersos, pero al mismo tiempo existen ramificaciones o historias individuales y dependientes que son narradas de un modo individual.

No confundas novela río con saga literaria.

A menudo se confunde el modelo de novela río con el de saga literaria. No es lo mismo. La diferencia principal está en que las sagas no necesariamente mantienen una linealidad ni una cohesión argumental entre sí. En otras palabras, una saga de 40 novelas no es una continuación, sino que plantean arcos argumentales totalmente distintos, pero planteados en un mismo mundo. Una novela río cuenta la misma historia, en el mismo mundo, planteada a través de uno o varios volúmenes.

Por ejemplo, Dune y Mundodisco son sagas literarias, no novelas río. La mayoría de sus libros son independientes entre sí. Y los personajes que se presentan en los mismos no aparecen en el resto de volúmenes.

Algunos ejemplos de novela río.

He sacado de San Google algunos ejemplos de novelas río. El ejemplo más claro y reciente que se me ocurre es Canción de Hielo y Fuego. Una saga que ha cosechado un éxito arrollador y que demuestra la eficacia de las novelas de este tipo. Otros ejemplos son:

  • La comedia humana (La Comédie humaine), de Honoré de Balzac, 85 novelas escritas entre 1830 y 1848 (el objetivo era escribir 137).
  • Les Rougon-Macquart (Les Rougon-Macquart), de Émile Zola, 20 novelas publicadas entre 1871 y 1893.
  • Juan Cristóbal (Jean-Christophe), de Romain Rolland, 10 volúmenes publicados entre 1904 y 1912. Gracias principalmente a éstas el autor recibió el Premio Nobel de literatura de 1915.
  • En busca del tiempo perdido (À la recherche du temps perdu), de Marcel Proust, 7 volúmenes escritos entre 1908 y 1922.
  • Los hombres de buena voluntad (Les Hommes de bonne volonté), de Jules Romains, 28 volúmenes publicados entre 1932 y 1946.
  • Los Thibault (Les Thibault), de Roger Martin du Gard, 8 volúmenes publicados entre 1922 y 1940.
  • Crónica de los Pasquier (Chronique des Pasquier), de Georges Duhamel, 10 volúmenes publicados entre 1933 y 1945.

Cómo escribir una novela río.

Si te gusta como suena esto de la novela río, te animo a que escribas tu propia novela de este tipo. No es difícil si tienes en cuenta estos puntos:

  • Todos los personajes pertenecen al mismo universo. Si no cumples este requisito básico, lo tuyo no puede denominarse novela río. Recuerda: la historia debe estar ambientada en un mismo mundo, donde habitan todos los personajes que vayas a presentar.
  • Todos los “afluentes” deben despertar en el lector un interés similar. Si haces que un personaje sea mucho más interesante y sus vivencias más intensas y emocionantes que las de otro, terminarás por aburrir al lector cuando le toque leer la parte del personaje “menos interesante”. Todos los protagonistas de la narración múltiple deben ser igual de interesantes, aunque cada uno a su modo. Lo que nos lleva al siguiente punto.
  • Cada punto de vista debe de ser claramente diferente al resto. Si todos los personajes de tu novela río viven, piensan y opinan igual, hasta tal punto de que ni siquiera se nota en quién se está centrando la narración, ahórrate el modelo de novela río. El lector no necesita leer lo mismo veinte veces. Si le planteas varios puntos de vista es para que, como mínimo, sean diferentes o difieran ligeramente entre sí.
  • Haz que los ríos choquen y confluyan. Crea alianzas y enemistades entre los distintos protagonistas, esto hará que el punto de vista individual adquiera un papel aún más decisivo para la trama. Los distintos personajes deben cruzarse de vez en cuando, o al menos conocerse. De lo contrario dará la impresión que son muchas historias aisladas compiladas en un único volumen.