Hoy toca hablar de guión. Y es que tras ver la nueva película de Los Vengadores: La Era de Ultrón no se me ocurre mejor ocasión para hablar sobre las historias con varios protagonistas.

Joss Whedon (guionista de ambas entregas) ya lo consiguió maravillosamente en la primera entrega de Los Vengadores, pero es que en su secuela tampoco se ha quedado corto. Independientemente de lo buena que sea la película, o de si te ha gustado o no, es admirable la habilidad que tiene el director para dar protagonismo a un grupo tan numeroso de personajes.

Pero antes de indagar en este tema es imperativo diferenciar protagonista de personaje principal. Y a su vez conocer la diferencia entre estos últimos y los personajes secundarios. (Si este tema te interesa y quieres complementar esta información, en mi ebook: Las Claves Para Escribir Una Gran Historia trato detalladamente los distintos roles de los personajes. Parte de la información de esta entrada deriva de ahí.)

En toda historia existe una jerarquía de valor según las acciones desempeñadas. Cualquiera de los siguientes papeles, inclusive el de protagonista, puede ser interpretado por varios personajes a la vez. Cada papel va en función de la importancia que representa cada personaje para la historia.

Para entender qué determina dicha importancia hay que hacerse la siguiente pregunta: ¿Hasta qué punto podría modificarse el personaje sin que llegase a afectar a la trama? Hay personajes que solo existen para cumplir una acción o desempeñar algo que casi cualquiera podría hacer. Luego sin embargo, hay otros cuya presencia es imprescindible, pues todas sus características son necesarias y su construcción va intrínsecamente ligada a la historia. Siguiendo este patrón es fácil discernir los distintos niveles de importancia y las funciones de cada rol de los personajes.

El protagonista es el personaje más importante de la obra, en torno a quien gira toda la historia. Su presencia es imprescindible para la existencia de la misma. No puedes perder de vista la acción del protagonista en ningún momento de la narración, ya que son sus actuaciones las que definen la trama.

Los personajes principales son aquellos que constituyen la historia y hacen que ésta avance. La supresión de cualquiera de ellos alteraría completamente el resultado final de la obra, siendo su presencia de gran valor y sus actos de gran importancia y relevancia. Es muy común que los personajes principales sean quienes acompañan al protagonista en sus aventuras, ya que aparecen constantemente en la historia y son salpicados con gran parte del protagonismo de éste último, estando siempre presentes en todos los eventos de mayor relevancia de la obra.

Los personajes secundarios cuentan con una menor relevancia, con apariciones puntuales y poco significativas. La mejor forma de distinguir un personaje principal de un personaje secundario es que si modificáramos a un personaje secundario la historia no cambiaría significativamente. Al contrario que los principales, este tipo de personajes no están involucrados activamente en la historia.

Pero volvamos a la pregunta que nos atañe:

¿Quién es el protagonista, el personaje más importante, en las películas de Los Vengadores?

Es bien sabido que el Capitán América es el líder de Los Vengadores pero, ¿acaso eso le convierte en el protagonista? Ya he explicado con anterioridad que la importancia de un personaje (a nivel de guión) no la determina la función que éste desempeña en la sociedad, sino lo importante que resulta para la trama general. Si el Capitán América fuese el protagonista sólo por ser el líder del equipo entonces, ¿no sería Nick Fury el auténtico protagonsita? ¿O el presidente de los EEUU, que es quien tiene la última palabra en todas las operaciones de SHIELD y de Los Vengadores? Lo dicho: el rango es una cosa y la importancia a nivel argumental otra muy distinta.

Pero entonces, ¿quién es el protagonista?. La respuesta es simple: todos Los Vengadores principales; Hulk, el Capitán America, Thor, Viuda Negra, Ironman y Ojo de Halcón. Todos ellos son protagonistas y personajes principales a la vez.

Y aquí precisamente en donde reside el encanto y donde es palpable la maestría narrativa de Joss Whedon. Él, como guionista y director, se las ingenia para lograr que todos tengan la misma importancia en la trama, que aparezcan en pantalla más o menos la misma cantidad de tiempo, y que cuando aparecen todos juntos ninguno le robe el protagonismo al resto. Y a su vez, a lo largo de toda la cinta, cada uno tiene su minuto de fama. Es un despliegue magistral de recursos narrativos, pues ante un grupo protagonista tan extenso lo normal es que la trama pierda fuerza y siempre haya alguno que otro con mayor relevancia. Pero Whedon consigue que esto no ocurra en ningún momento.

En las películas de Los Vengadores cada héroe tiene una entrada épica en pantalla y sus respectivos minutos de oro en la trama. Estos momentos de gloria son equiparables entre sí, de manera que ninguno cobra mayor importancia, ni se alza como protagonista principal por encima del resto. Aquí es donde reside la clave de Whedon para aportar un valor equivalente a cada protagonista.

A partir de este punto, si no has visto la película, te advierto que me tomaré ciertas licencias y puede que te comas algún spoiler. Sigue leyendo bajo tu responsabilidad.

La Bruja Escarlata y Quicksilver serían personajes secundarios, no principales, porque a pesar de que terminan formando parte del grupo principal, su importancia en la trama no es tan esencial. No son el antagonista principal, como lo es Ultrón, ni tampoco son protagonistas como Los Vengadores. Es cierto que acaparan bastante la atención cuando aparecen en pantalla, pero su labor es fácilmente sustituible por la de cualquier villano arrepentido de turno. Con Visión/J.A.R.V.I.S. ocurre algo parecido; tiene momentos puntuales donde su presencia es determinante, pero a rasgos generales su función no es difícil de reemplazar.

Como personajes terciarios estarían Máquina de Guerra, Falcon, Nick Fury, y todos aquellos que ayudan en cierto momento a Los Vengadores, pero que en la historia principal no desempeñan un papel decisivo en los momentos más importantes de la trama.

Si te has planteado escribir una historia protagonizada por varios personajes, estas dos películas de Joss Whedon son un excelente ejemplo a seguir. Especialmente si hablamos de superhéroes. Y es que por lo general se tiende a darles una importancia aberrante, y a veces da la sensación de que todo el mundo gira en torno a ellos. Si ya de por sí es difícil que una historia con un único superhéroe tenga más de un protagonista, imagínate tener que reunir a seis superhéroes en una misma historia. Ya lo he dicho antes y me reafirmo: el trabajo de Whedon en estas dos películas ha sido impecable y encomiable a nivel de valor de personajes. El análisis de la trama ya es otra historia aparte.

¿Y a ti, qué te pareció Los Vengadores: La Era de Ultrón? ¿También notaste que todos los personajes comparten el mismo valor? Presta atención si vuelves a ver cualquiera de las dos películas, te asombrará ver el equilibrio y la armonía que existe entre los personajes principales y cómo comparten una importancia esencial en la trama.